Entrevista a - Ibán Nikolai

Hoy vamos a hablar con Ibán Nikolai uno de los referentes nacionales españoles en didgeridoo. Ibán tiene una extensa trayectoria con el instrumentos sobre la cual hablaremos en este interesante artículo. Esperamos que lo disfruteis.

…. El Digeridoo.

Es un instrumento de viento que se cree pueda ser el aerófono más antiguo del mundo.
El didyeridú o diyeridú (/ˌdɪdʒərɪːˈduː/) llamado DIGERIDOO en inglés, idioma oficial de Australia, de dónde procede, es un tubo de madera, el cual se hace sonar al hacer vibrar los labios en el interior. El árbol del que normalmente se construye un Yidaki, es un tipo de eucalipto llamado “stringy bark”. Su principal función es la de acompañar un baile y a un cantante, sirviendo como instrumento de acompañamiento, así como marcando el tiempo para el ritmo de las canciones.

Las connotaciones arcaicas y el sonido característico del didyeridú lo convierten en un instrumento óptimo para la musicoterapia, tanto para el que toca –que puede utilizarlo como instrumento para guiar sus meditaciones, al tener que observar constantemente el sistema respiratorio–, como para el que escucha, y pueden inducir a estados de relajación profunda.

Did-Aca:  Ibán me gustaría saber tu opinión con respecto a esta cualidad “curativa” del didgeridoo. ¿Qué opinas ?

Ibán: No sé si la palabra es “curar”. Lo que sí estoy seguro es que tocar el didgeridoo y escucharlo es beneficioso para la salud mental, corporal y emocional.
Muchos médicos recomiendan tocar este instrumento a quienes padecen problemas respiratorios, como asma y catarros (fue mi caso) pues fortalece el sistema respiratorio ( pulmones, garganta, nariz etc..).
También el tocarlo permite expresar tus emociones. Para el que lo escucha también resulta muy beneficioso, su sonido grave e hipnótico induce a la relajación y a la meditación.

Sí, la música es una de las medicinas naturales para el alma junto con el sentido de humor y la expresión emocional. El sonido del didgeridoo nos conecta con la Naturaleza, con la Madre Tierra y con nosotros mismos. Hay sonidos que te llevan directamente a tus orígenes, digamos a tu propia naturaleza, y el del didgeridoo es uno de ellos. Muchos utilizan su sonido con fines terapéuticos como relajación por sonido hasta para hacer masajes sonoros acercando el sonido del didgeridoo a la parte afectada. Es muy relajante escuchar y sentir la vibración del didgeridoo. El que lo toca también sana pues al respirar mucha cantidad de aire en poco tiempo su organismo se renueva. Respirar y oxigenarse es muy sano!!.

Cuando suena un didgeridoo emite una vibración, la cual se puede sentir si acercas la mano a 2-3 centímetros del instrumento, y la vibración se convierte en sonido. Esta vibración y la respiración circular refuerzan el sistema inmunológico y te protege de las enfermedades. Es algo mágico. Yo no diría que el didgeridoo cura, creo que más bien “es un camino hacia el bienestar personal”.

Did-Aca: ¿Fue un amor a primera vista?
Ibán: Fue un amor a primera “escucha” pues lo que primero me impactó fue su sonido, que lo escuché en varias canciones por la radio. Años más tarde, en Londres, lo ví por primera vez y también me impactó su forma física y estética. Cuando supe que era un instrumento que lo hacía la propia naturaleza me enamoré de él.

Did-Aca: ¿Qué te atrajo de este instrumento?

Ibán: Básicamente su sonido, me conectaba a la Tierra,  es un tronco de eucalipto que sale de la tierra, y tenía algo también que me conectaba con el cielo, al aire ya que es un instrumento de viento. Y de los más antiguos del planeta!!.

El primer didgeridoo que tuve fue un regalo de mi 20 cumpleaños en Londres. El didgeridoo es de bambú. El primer día, sopla que te sopla, pude por fin arrancarle el primer sonido. Me emocioné! El sonido se le llama “drone”, que significa zumbido. Fue el mejor regalo de cumpleaños!!! y  aún lo conservo.

Did-Aca:  ¿Cuándo y cómo decides que tu profesión iba a ser músico y profesor de Digerido?

Ibán: Desde que conocí el “didge” recorrí varios festivales de este instrumento por España, Francia, Italia, Holanda, Alemania, Portugal, y tuve claro que quería dedicarme a ello.
Mi pasión era tan grande que aposté por formarme y por informarme. Hasta que decidí viajar a Australia, a la cuna del Didgeridoo, donde aprendí con los aborígenes el ” estilo tradicional”. Empecé a tocar con otros músicos y decidí grabar un CD, hoy en día he grabado 7 CDs tanto en solitario así como con más músicos y he hecho muchas colaboraciones con grupos de variados estilos de música.

Did-Aca:  Acabas de decir que viajaste a Australia para aprender didgeridoo con los aborígenes, cuéntanos un poco acerca de ese viaje.

Ibán: Sí, estuve allá!

Mi primer año tocando el didgeridoo fue de forma autodidacta hasta que tuve que aprender la famosa “respiración circular” la cual nos permite hacer sonar el didgeridoo de forma continua (sin silencios!!!).Para ello tuve un maestro y le siguieron muchos más que me enseñaros todo tipo de técnicas por Europa. Recibí cursos y talleres, hasta que decidí ir a aprender con los aborígenes a Australia.

Hice un viaje muy largo hasta Arnhem Land que está al Noreste de Australia, es la cuna del didgeridoo, donde conecté con la cultura aborigen. Me enseñaron a construir didgeridoos, allí el nombre tradicional del didgeridoo es YIDAKI. Íbamos al bosque a cortarlos y después se pintaban en la aldea. Dormimos al raso o en tiendas de campaña en pleno bosque. Fue un mes de convivencia con ellos. Vaya experiencia!

Nos enseñaron a mí y al resto de la gente con la que estaba a tocar el “estilo tradicional”, donde a través de las canciones cuentan historias y se comunican entre las diferentes tribus. Es su forma de comunicarse y de mantener su cultura, a través del baile, canto y música.

 

Did-Aca:  ¿Algún recuerdo especial o alguna anécdota de aquella época?

Ibán: Sí muchas!, claro…. Pero la que más me sobrecogió fue que una familia aborigen me “adopto” y me hizo parte de ellos dándome un nombre aborigen “BANGADI”. Recuerdo también los animales, flying foxes que son murciélagos gigantes,los dingos que es el perro australiano, canguros, camaleones, tortugas, peces, etc,  y la naturaleza tan espectacular de allá. 

Es como aquí pero todo en gigante. También el silencio a las noches en el desierto donde se podía ver infinidad de estrellas. Australia es espectacular en muchos sentidos siendo 16 veces más grande que la península ibérica y vive la mitad de población que aquí.

Did-Aca:  ¿Ibán, qué tipos de didgeridoo te gustan?

Ibán: Los que más me gustan en cuanto al sonido son los auténticos Yidaki, eucaliptos vaciados por las termitas.Tanto los Mago como los Yidaki su sonido es cálido y profundo. Pero son muy pesados!.

Me gusta mucho el slide didgeridoo pues posibilita utilizar más de una nota en la interpretación. Este didgeridoo abre infinidad de posibilidades musicales y sonoras pudiendo realizar “covers” o versiones de canciones conocidas. También me gusta mucho el sonido de los didgeridoos de fibra de vidrio y los de pasta de cáñamo, o el “hompak” que es un didgeridoo de pita o cactus también llamado Trompeta Maya. El sonido propio del bambú también me gusta y por no hablar de los estupendos didgeridoos que los artesanos realizan!.

Los de teka y las imitaciones baratas con fines únicamente comerciales son los que menos me gustan.

Did-Aca:  Antes has mencionado que has grabado varios Cds y colaborado con distintos músicos, háblanos un poco de estas colaboraciones.

Ibán: Saqué un primer trabajo Yurlungurr en 2001, le siguieron Didjeridu Hotsak cuando regresé de Australia allá por el 2004, en el 2007 Ramas con el grupo SAMAR y en el 2008 saqué Hamar que es didgeridoo solo, después vino Alla Yidaki junto con Acoustic Glorious 2010 y por último Orgánica en el 2012. 

Trabajé en duo junto a un percusionista y guitarrista que se llama Gogi durante muchos años, eramos los TROKOLO STYLERS, también haciendo “busking” por las calles. Y en infinidad de colaboraciones con grandes músicos como Pascal Gaigne, Luis Camino, Xabi San Sebastian y grupos como Oreka TX, Briganthya, Zea Mays, Desoreka, Banja Luka..

Did-Aca:  De tus discos a la venta… ¿de cual te sientes más orgulloso?.

Ibán: Ramas, SAMAR, pues fue todo un reto tocar junto a músicos de primer nivel como Pascal Gaigne, que ha sido ganador de premios Goya por la creación de muchas bandas sonoras en infinidad de películas.

Did-Aca:¿En cuanto a Clases?

Ibán: Soy profesor de didgeridoo desde el 2001, doy talleres en festivales como Danzas Sin Fronteras, Fiestizaje y Festivales de didgeridoo. Ahora estamos dando talleres en conservatorios y escuelas de música junto a mis compañeros de Respiración Circular Avanzada, RCA. Y claro, ahora también en Didgeridoo Academy

Did-Aca: ¿Quiénes han sido tus maestros favoritos?

Ibán: Los niños aborígenes de Australia, también Djalu Gurruwiwi, MM, Lies Beijerinck, Michael Jackson, Charlie McMahon, Mark Atkins, Gary Thomas, Alan Dargin, Mattias Muller, Ansgar Stein, Marcos Andreu, Gauthier Aubé, Agustina Mosca, Dubravco Lapaine, Rai de Horna, Victor Carol, Raúl Orte, Tomás Carro, Nello Chiuminato…

 

Did-Aca: ¿Y Didgeridurista o grupo?

Ibán: Como solista Mike Jackson, Marc Miethe, Ganga Giri, Zalem… como grupo Wild Marmalade o Yothu Yindi.

 

Did-Aca: ¿Qué tipo de personas se interesan por aprender esta música y qué les llama la atención de ella?

Ibán: Todo tipo de personas, niños, jóvenes y adultos, cualquier edad es buena para aprender. El didgeridoo es un instrumento agradecido a la hora de aprender a tocarlo , es relativamente sencillo y no se necesitan conocimientos previos musicales, como el solfeo. La gente se acerca al instrumento para conocer algo nuevo y diferente pero sobretodo por que existe un “no sé qué” que les atrae. No es un instrumento común como puede ser la guitarra o el saxofón. Es muy especial. Principalmente les llama la atención su sonido y su exotismo. También sus aspectos terapéuticos y enfocados en la salud, para relajarse y meditar...

 

Did-Aca: Tal y como dices es un instrumento poco habitual y conocido, pero sin embargo has viajado gracias a él por toda Europa, debe haber todo un mundo en torno a este instrumento ¿Es así?.

Ibán: Sí, lo hay. En la mayoría de los países europeos, también en América del norte centro y sur, Australia etc… se realizan festivales entorno a este maravilloso instrumento. Los festivales pueden ser desde 100 personas hasta 5000, según la pasión y demanda de cada país. Yo estuve en varios festivales en España, Portugal, Holanda, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Australia.. hasta organicé alguno en el País Vasco. También estuve de gira con un grupo de Rock-Folk por Centro América. Hoy en día los festivales con más afluencia se realizan en Francia y Alemania.

 

Did-Aca: Ibán, me gustaría hacerte una pregunta que parece obvia en un sitio web que trata de enseñar didgeridoo, pero pensando en la gente que se está interesando por este instrumento…. ¿Con el Digeridoo sólo se puede tocar música australiana o pueden interpretarse otros estilos? 

Ibán: Con el didgeridoo se puede tocar cualquier tipo de música y casa muy bien con cualquier instrumento musical. Lo único que hace falta es tener ganas y sensibilidad a la hora de interpretarlo. Se puede hacer rock, música clásica, rap, reagge, funk, samba, tecno, dub, regetón, trap, chill out, musica para relajación..es cuestión de experimentar!! Y lo puedes mezclar con la voz, viento, percusión, cuerda, teclados y con todo tipo de instrumentos. Pienso que el arte está para que se mezcle y se expanda, sin olvidar su parte tradicional y de procedencia. Me encanta el toque tradicional del didgeridoo donde es acompañado solo por la voz y las claves, o palos, australianos.

 

Did-Aca: ¿Tú has hecho estas mezclas y estilos musicales? 

Ibán: Sí, yo he tocado el didgeridoo en piezas tecno, reagge, jazz, funky, bossa, rock, percusión africana hasta con flamenco!! Tengo canciones en ritmo de bulería.. Ahora me gustaría experimentar con música clásica y tocarlo en una orquesta. He mezclado el didgeridoo con djembe, dundun, txalaparta, flautas, saxo, guitarra, batería, bajo, percusiones, beatbox (percusión bocal), cajón, kora, piano y muchísimos instrumentos más.

 

Did-Aca: ¿Dentro de las múltiples técnicas que dominas… cual resaltarías?

Ibán: Los Tuts estacato en ritmo y la combinación de notas con el Slide didgeridoo. También las técnicas de respiración circular de moflete, lengua, mandíbula y diafragma.

 

Did-Aca: De Donosti a Londres, de Londres a la Australia más profunda y aborigen y de aquí vuelta a Donosti, y de Donosti al mundo, Ibán, muchísimas gracias por el tiempo que nos has dedicado en esta entrevista.

Ibán: Gracias a vosotros.

 

Para más info puedes visitar las webs

https://ibannicolay.com

 

https://ibannikolai.bandcamp.com

 

Ir arriba
×